Visitas supervisadas

El Programa de Visitas para Familias ofrece servicios de visitas supervisadas que han sido diseñadas para facilitar interacciones positivas y seguras entre niños y padres sin custodia. Las visitas supervisadas se llevan a cabo en salas bien iluminadas, aptas para menores, que están llenas de juguetes, juegos, bocadillos y materiales de arte para que los disfruten los niños de todas las edades.

ACERCA DE LAS VISITAS SUPERVISADAS

Las visitas supervisadas le permiten al padre sin custodia y a los niños que se visiten en un entorno seguro y confiable. Todos los servicios de visitas supervisadas se llevan a cabo en nuestras oficinas (en los condados de Henderson y Buncombe). Los padres sin custodia pueden visitar a sus hijos en nuestras salas de visita, las cuales estás llenas de juguetes, juegos y actividades aptas para menores.

En cada visita está presente un monitor de visitas capacitado que promulga las políticas y procedimientos del Programa de Visitas para Familias, las cuales han sido diseñadas para garantizar la seguridad de todas las partes. El monitor de visitas también brinda apoyo al padre visitante para mejorar la calidad de su visita. Al usar este servicio, el padre sin custodia y el otro padre no tienen contacto entre sí en ningún momento.


LOS BENEFICIOS DE LAS VISITAS SUPERVISADAS
  • Los niños mantienen una relación con ambos padres durante las transiciones familiares.
  • Los niños pueden esperar las visitas sin estrés ni preocupación.
  • Los monitores de visita mantienen la seguridad física y emocional y evitan conversaciones inapropiadas que ponen a los niños de por medio.
  • Los padres no se comunican entre sí mientras que usan el servicio; el Programa de Visitas para Familias programa las visitas. Los padres trabajan con PVF, no con el otro padre, para programar las visitas.
  • Los padres sin custodia mantienen una relación con su hijo en instancias donde no podrían verlos de otra manera.
  • Se toman notas objetivas y neutrales en cada visita.
  • Los padres sin custodia pueden recibir respaldo adicional del personal de PVF para reconstruir una relación positiva con sus hijos.

NUESTROS SERVICIOS DE VISITAS SUPERVISADAS

El Mediation Center ofrece servicios de visitas supervisadas en nuestras oficinas en el condado de Buncombe y Henderson. Sabemos que puede ser difícil coordinar horarios entre niños y múltiples padres, por eso ofrecemos horarios de visita durante horas determinadas tanto en días laborales como en fines de semana.

Nuestras visitas supervisadas se llevan a cabo en salas bien iluminadas llenas de juguetes, juegos, bocadillos y materiales de arte para niños de todas las edades. Recomendamos que los tutores agenden una cita para traer a los niños a nuestra ofician antes de comenzar a recibir los servicios para que vayan conociendo el entorno. Nuestro personal es muy sensible a las necesidades de su hijo y le ayudarán a tener una experiencia positiva.

Hemos diseñado nuestros procedimientos de FVP con la seguridad como nuestra primera prioridad, tanto para visitas supervisadas como para los servicios de intercambio seguro. Nuestra meta principal, a lo largo de la visita o intercambio, es mantener seguras a todas las partes involucradas. Siempre adoptamos medidas de seguridad para la seguridad de nuestros clientes, incluyendo la presencia de un sistema de vigilancia y monitores de personal altamente capacitado. La estructura física de nuestras oficinas permite que los padres eviten el contacto mutuo mientras que usan los servicios de FVP. La falta de contacto impide que se sigan produciendo incidentes de abuso o maltrato y los efectos negativos que los mismos pueden provocar. El personal y los voluntarios del Mediation Center están capacitados para facilitar interacciones positivas, saludables y pacíficas entre los niños y los padres.

Puede consultar el Manual de Padres y ponerse en contacto usando la información que está a continuación si todavía tiene preguntas sobre nuestros servicios de visitas supervisadas.


DESCUBRA MÁS SOBRE LAS VISITAS SUPERVISADAS

Si usted podría beneficiarse de los servicios de PVF o si tiene una orden judicial, por favor mande un mensaje de correo electrónico a nuestro coordinador de servicios al cliente Jay Wilson o llame al (828) 251-6089, extensión 101 para descubrir más sobre los servicios de intercambios seguros.

Después de ponerse en contacto con nosotros, agendaremos una cita de admisión. Las citas de admisión duran casi dos horas. Durante ese tiempo, escucharemos, responderemos sus preguntas, le daremos un recorrido de nuestra oficina, y repasaremos cómo funciona el programa. Cada padre o tutor asiste a citas de admisión por separado. Las visitas pueden comenzar una vez que ambos padres completen el proceso de admisión. Normalmente, ambos padres tardan hasta cuatro semanas en completar el proceso de admisión y en encontrar un tiempo que encaje en el horario de todos. Por lo tanto, las partes interesadas deben ponerse en contacto y agendar una cita de admisión lo más pronto posible.